lunes, 25 de enero de 2016

DULCES MENTIRAS. Reseña de Reina Negra, desde Buscadoras del placer


Título: Dulces mentiras (Trilogía Pretty 1)
Autora: M. Leighton
Colección: Phoebe
Fecha edición: enero 2016
Páginas: 288
EAN en papel: 9788416331505
EAN digital: 9788416332710 (ePub sin drm)
Rústica con solapas, 15 x 23 cm
Precio: 17,95€ en papel / 4,99€ en digital


Compra este título en papel en Pàmies (envío gratis)
Compra este título en digital en Amazon
Compra este título en digital en Casa del Libro
Compra este título en digital en El Corte Inglés
Compra este título en digital en Google Play
Compra este título en Apple iBooks



SOBRE LA AUTORA:
Aunque nativa de Ohio, se trasladó al sur, donde puede pasar todo el verano junto al mar y no echa de menos la nieve del invierno. Poseedora de una activa imaginación desde que era muy pequeña, tardó algunos años en encontrar una aceptable vía de escape para sus fantásticas ocurrencias: escribir libros.

Dulces mentiras es el primer título de la trilogía Pretty. Anteriormente publicamos en Phoebe los tres títulos de la trilogía Bad Boys: La decisión de Olivia (2014), Todo o nada (2014) y Segunda oportunidad (2015), con un gran éxito de crítica y ventas.
Twitter: @mleightonbooks
Facebook: M. Leighton


SINOPSIS:
Dulces mentiras es el primer libro de la nueva trilogía publicada en español de M. Leighton, la serie Pretty. Una serie que no podía tener un inicio con mayor acierto, ya que en Dulces mentiras nos encontramos una trama y unos personajes que nos harán querer más y más.

En mi caso, ya conocía a la autora por su anterior serie, Bad Boys, así que sabía que este nuevo libro me iba a gustar, y esperaba con muchas ganas que llegase a mis manos. Por este motivo creo que también he sido más crítica con la historia de Sloane y Hemi, ya que presto mucha más atención a todo lo que aparece escrito, pero ha valido para sacar el cien por cien del libro.

En la trama, la autora vuelve a introducir el misterio y el secreto por parte de uno de los protagonistas. Lo deja caer a lo largo de los primeros capítulos, mientras Hemi y Sloane se van conociendo y te hace querer avanzar más rápido para averiguar qué es lo que esconden. Aunque tengo que añadir que para mí hubo momentos en el que tanto misterio se me hizo pesado. Sabíamos desde que apareció Hemi en escena que algo malo había tras su fachada, pero que en cada capítulo que es él el narrador se nos recuerda, sin darnos más pistas que lo que ya sabemos hasta que todo «estalla». Se me hizo repetitivo.

Con esta sensación temí que el libro acabase pasando por mis manos como uno más, y que todo lo que esperaba de él quedase en eso, en algo imaginario. Por suerte, cuando la trama gira y nos conlleva al desenlace es cuando realmente se disfruta del libro de nuevo como en el inicio. Regresan las ganas imperiosas de leer, el corazón se nos encoge como a los protagonistas, sentimos su dolor y su alegría; DISFRUTAMOS de verdad del libro.

Pero no todo depende de la historia y de sus giros, los personajes protagonistas también son un añadido para que todo funcione.

Sloane es un personaje femenino que desde la primera línea me gustó. Puede parecer en un principio una niña caprichosa que quiere ser libre, pero es todo lo contrario. Su personaje tiene una fuerza que pocos tienen, pero que a la vez está ligado a la personalidad de alguien joven y que está disfrutando de una nueva faceta de su vida y que lucha por ello. Todas sus acciones las veo coherentes con lo que quiere, y ha sufrido en la vida, tiene esa mezcla de inocencia y seguridad que hacen de ella un personaje que encandila.

Hemi es el personaje masculino duro, rudo, que «sabe lo que quiere» y que no le van los rodeos. Pues bien…, todo queda destruido según conoce de verdad a Sloane. Al terminar el libro y reflexionar sobre ellos, me vino a la mente la típica frase de… «es que a las mujeres os gustan los tipos malos». Vale, Hemi es un tipo malo, pero la autora ha sabido captar la esencia de ese tipo malo que a muchas nos gusta (yo me incluyo). Hemi es un hombre que tiene esa aura de peligro y distanciamiento, pero que cuando de verdad siente, el tipo malo muere y nace el hombre que a cualquier mujer le gustaría tener al lado.

Para mí el libro se podría dividir en tres partes. La primera sería esa seducción que empezó sin querer, nació sola en su primer encuentro y fue creciendo a medida que se encontraban. Una parte que yo he disfrutado como la que más, no tanto el momento donde culminan dicha seducción (que también), pero es más intenso el tira y afloja, esos acercamientos aparentemente inocentes pero que sonrojarían a cualquiera. Aquí se mezclan, se podría decir, dos pasiones en mi vida, el arte de tatuar y la sensualidad pura; disfruté como pocas veces de ello. La segunda parte se podría decir que es cuando se afianza su relación, cuando deciden dejar de esconderse el uno del otro y disfrutar. Y la tercera, el FINAL.

Esta última parte para mí es la mejor del libro, que a pesar de hacernos pasar malos momentos, nos hace volver a creer en la historia y disfrutar cada hoja, cada línea escrita, como si fueran algo realmente preciado. Hace que el libro renazca y no quede en un querer y no poder. Fueron unas cincuenta hojas de verdadera tensión. Cuando terminé de leer ese momento me di cuenta de que estaba apretando el libro con demasiada fuerza y que sentía las emociones descritas como si fuesen mías propias. Algo muy necesario en los libros, bajo mi punto de vista.

Sin duda un libro para tener en cuenta si te gusta la temática y si has leído la otra trilogía de esta autora, no dudes en hacerte con este libro. Le voy a dar un 9, quizás debería ponerle alguna décima más, pero a pesar de haber disfrutado con él y desear continuar con los demás, esa parte central y el alargar la intriga de Hemi han hecho que me quede la necesidad (muy pequeña) de algo más en este libro.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada